Cómo estudiar en el extranjero

 

¿Has fantaseado alguna vez con leer a los grandes poetas románticos frente a la Torre Eiffel en País, o con discutir sobre Platón y Homero en una antigua acrópolis de Grecia? O tal vez prefieras despertarte para saludar al océano mientras estudias la fauna marina en Australia, o aprendes sobre ecología en Costa Rica.

Si la posibilidad de vivir y aprender en un nuevo país te entusiasma, deberías considerar la posibilidad de estudiar en el extranjero. Muchos estudiantes rehúyen esta oportunidad, preocupados por el coste o por el miedo a desenvolverse solos en un lugar extranjero.

Pero con todas las ayudas financieras disponibles o incluso trabajando a media jornada, los estudios internacionales pueden ser más asequibles de lo que crees. Además, por muy intimidante que parezca, estudiar en el extranjero te ofrece una oportunidad única para profundizar en tus estudios y aprender sobre ti mismo en el proceso.

Puede que te preguntes: ¿Por qué estudiar en el extranjero? ¿Cuánto cuesta estudiar en el extranjero? ¿Por qué es importante estudiar en el extranjero? En esta guía se analizan todas estas cuestiones, así que sigue leyendo para saber más. Esperamos que te sirva de ayuda 😊

 

*La mejor manera de buscar cursos en el extranjero (y no volver loco en el intento) es a través de un metabuscador como Ynsitu: Todos los cursos de idiomas en un único lugar. Aprende inglés, francés, alemán, italiano y otros idiomas allá donde se hablan.

Lo mejor de esta web es que compara todos los cursos para estudiantes en un mismo lugar, además de incluir alojamiento cerca de la escuela. Si clicas en nuestro enlace obtendrás un 10% de descuento 😊

Intercambios al extranjero

 

Estudiar en el extranjero es la oportunidad de realizar tus estudios universitarios o cualquier tipo de curso (de idiomas, vocacional, etc…) en un país distinto al tuyo. Puedes estudiar un idioma, una profesión o una carrera en otro país al mismo que tiempo que trabajas, o no, como prefieras.

Los estudiantes asisten a clases mientras viven en otro país, lo que les permite aprender otro idioma de manera rápida y vivir en un lugar fuera de la zona de confort. Los estudiantes que se aventuran a ir a otro país suelen vivir en una residencia, en un apartamento o con una familia local. Algunos estudiantes se inscriben en un programa internacional durante un semestre o un año, pero otros se lanzan de lleno y obtienen su título completo en otro país.

También puedes ir a estudiar a otro país para buscar una mejor vida, estudiando inglés y trabajando part-time al mismo tiempo, en países como Australia o Canadá puede ser algo súper ventajoso para ti. En este tipo de países se cobra muy bien por cualquier tipo de trabajo, por lo que puedes trabajar media jornada mientras estudias sin problemas, sin pasar apuros para llegar a fin de mes.

Lo que está claro es que vivir una experiencia en otro país te va a enriquecer muchísimo como persona, y te abre un montón de posibilidades tanto a nivel laboral como personal. ¿No crees que es algo que toda persona debería hacer en algún momento de su vida?

 

 

 

¿Por qué estudiar en el extranjero?

 

Todo el mundo tiene diferentes razones para estudiar en el extranjero. Tu amigo/padre/consejero universitario te dirá que estudiar en el extranjero queda muy bien en tu currículum, lo cual es cierto. También es posible que te emociones ante la perspectiva de que tu feed de Instagram parezca una brillante guía de viajes. Además, pocas personas negarían la oportunidad de comer alimentos deliciosos y auténticos como el chorizo español, el risotto italiano o el famoso “fish and chips” inglés. Pero la razón por la que deberías estudiar en el extranjero no es solo por las fotos, la comida o incluso una bonita línea en tu currículum; también se trata de autodescubrimiento.

 

 

5 razones por las que deberías estudiar en el extranjero

 

Amplía tus horizontes

Vivir en un país extranjero te expone a costumbres y experiencias desconocidas. Puedes aprender cómo otras personas perciben el mundo y reevaluar tu propia perspectiva. Vivir en otro país te abre la mente, no hay nada tan bueno como viajar y vivir en otro lugar, con costumbres diferentes de las tuyas.

 

 

Dominar un idioma extranjero

La mayoría de nosotros no puede llegar a dominar una lengua extranjera tras pasar unas horas a la semana en un aula. La fluidez se consigue sumergiéndose de lleno en el idioma y forzándose a hablar todo lo posible. Estudiar en el extranjero te permite practicar tus habilidades lingüísticas de forma intensiva y envolvente.

 

estudiar y trabajar en el extranjero

Estudiar en el extranjero es una de las mejores decisiones que puedes tomar en la vida

 

Hacer amistades que abarcan todo el mundo

Las escuelas suelen tener organizaciones estudiantiles internacionales activas, por lo que conocerás a gente de todo el mundo. A menudo, las amistades que haces durante tus años de estudio duran toda la vida, y estudiar en el extranjero no es diferente. También trabajando en el extranjero podrás conocer a muchas personas interesantes, al mismo tiempo que trabajas en un país diferente donde las costumbres sociales son distintas.

 

 

Conecta con tu herencia

Si tienes curiosidad por tu ascendencia, estudiar en el extranjero puede ser una forma estupenda de conectar con el pasado de tu familia. Aprende de dónde vienes, estudia el idioma y quizás incluso localices a parientes lejanos.

 

 

Desafíate a ti mismo

Estudiar en el extranjero implica vivir realmente en un país extranjero en lugar de tomarse unas largas vacaciones. Eso no es necesariamente fácil, pero el crecimiento viene de ponerse en situaciones incómodas. Si te comprometes, te encontrarás prosperando antes de volver a tu país de origen.

Nada te puede hacer espabilar más que tener que buscarte la vida en un país distinto al tuyo, donde no hablas bien el idioma y donde prácticamente no conoces a nadie. Si superas eso, podrás hacer lo que quieras con tu vida.

 

 

 

¿Qué deberías saber antes de estudiar en el extranjero?

 

Aunque hayas viajado antes a otros países, estudiar en el extranjero es una experiencia totalmente diferente, y eso se debe en parte a los molestos asuntos prácticos, como la obtención de un visado de estudiante. También debes prepararte para los aspectos menos tangibles de estudiar en el extranjero, como un viaje emocional que te hace pasar de la emoción a la nostalgia.

 

 

Adaptación a las nuevas culturas

Las fotos de Instagram pueden hacer que estudiar en el extranjero parezca una aventura de ensueño. En realidad, la experiencia conlleva algunos obstáculos. Muchos estudiantes comienzan con un entusiasmo inicial, pero eso puede convertirse en ansiedad antes de la partida y nostalgia después del aterrizaje. El choque cultural también puede resultar intimidante.

 

¿Cómo afrontar este cóctel de sentimientos?

Para vencer la morriña, involúcrate en tu institución de acogida. Normalmente, las escuelas organizan eventos para los estudiantes internacionales o nuevos. En Inglaterra, por ejemplo, los estudiantes pueden conocerse a través de las actividades sociales de la «Semana de los Recién Llegados» a principios de año. Además, busca grupos internacionales o de expatriados en Facebook, que suelen celebrar eventos con regularidad. Mantenerte ocupado y hacer nuevos amigos no te dejará tiempo suficiente para regodearte en tu dormitorio.

Si estás en un país con un idioma extranjero, intenta aprender algunas palabras y frases, aunque no estés estudiando el idioma. A menudo, los lugareños aprecian que los extranjeros se esfuercen por hablar el idioma, así que esto puede ayudarte a integrarte en la cultura un poco más rápido. Sal a la calle, da un paseo, saluda a los camareros de la cafetería de enfrente y conoce la ciudad. Puede parecerte extraño al principio, pero pronto conocerás tu nueva ciudad como el barrio de tu infancia. El choque cultural será mucho más liviano.

También te recomendamos que te apuntes a alguna actividad como pueden ser clases de baile o un gimnasio, es te ayudará también a conocer gente nueva y relacionarte en otro idioma.

 

estudiar y trabajar en el extranjero

Estudiar fuera supone un reto enorme que te hará crecer mucho

 

Lo que hay que hacer para estudiar en el extranjero

Sí, estudiar en el extranjero es emocionante. Pero antes de subirte al avión, tienes que quitarte de encima el aburrido papeleo. Cada experiencia de estudio en el extranjero tiene diferentes requisitos, así que asegúrate de tener una lista de control específica para tu programa. En general, esto es lo que puedes esperar:

Si no tienes uno, solicita un pasaporte. No puedes salir de tu país sin él. Es muy importante que cuente con una vigencia mínima de 6 meses (ideal 1 año). No querrás que tu pasaporte caduque en otro país.

También necesitarás un visado de estudiante del país que hayas elegido. Esto suele implicar rellenar una solicitud y reunir los documentos pertinentes.

Es posible que tengas que comprar billetes de avión de ida y vuelta por adelantado, como prueba para el país anfitrión de que no te vas a exceder de las limitaciones de tu visado.

Algunos países también exigen registros de salud y de vacunación.

Además de todo esto, recuerda tener en cuenta otros factores. Investiga cómo funciona tu seguro médico en el extranjero y si tu plan telefónico cubre las tarifas de itinerancia internacional. Si tu programa de estudios en el extranjero no te facilita el alojamiento, también tendrás que encontrar un lugar donde vivir.

 

Tenlo en cuenta: Algunos países tienen instrucciones especiales para entrar con un visado de estudiante. Es posible que necesites una carta de aceptación de tu programa de estudios en el extranjero o de la escuela de acogida para entrar en el país. Comprueba las normas y reglamentos, y lleva los documentos adecuados en una bolsa de mano en tu vuelo.

 

 

 

¿Merece la pena estudiar en el extranjero?

 

Para muchos estudiantes, sí. Nosotros te decimos con seguridad que es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida.

Un estudio de la Universidad Estatal de Florida reveló que estudiar en el extranjero ayuda a los estudiantes a apreciar otras culturas, a entenderse a sí mismos y a desarrollar amistades profundas. Además, las investigaciones de las empresas que estudian en el extranjero muestran que los ex alumnos que estudian en el extranjero pueden utilizar sus habilidades de comunicación intercultural y su conocimiento de la cultura global en beneficio de la búsqueda de empleo.

Por supuesto, no todo el mundo necesita estudiar en el extranjero. Si estás indeciso, evalúa tus objetivos, las opciones del programa, las finanzas y las oportunidades de financiación. En última instancia, sólo tú puedes decidir si esta experiencia tiene sentido para ti. Pero para muchos, estudiar en el extranjero es una experiencia inestimable llena de retos, crecimiento personal y un tesoro de recuerdos para toda la vida.

 

 

 

Cómo buscar un curso en el extranjero

 

Sabemos que resulta muy difícil empezar a buscar cual es el curso ideal para ti. Lo normal es empezar haciendo búsquedas en Google, consultando en grupos de Facebook, llamando a agencias y un largo etcétera. A todo el mundo le entran dudas a la hora de ponerse a buscar una escuela, es completamente normal.

Lo cierto es que existe una web que recopila toda la información que necesitas en una misma página. Esta empresa se llama Ynsitu, se trata de un metabuscador de cursos en el extranjero, una especie de Booking o Skyscanner, pero de cursos en prácticamente todos los países del mundo.

Lo bueno de este metabuscador es que te ofrece todos los cursos disponibles que hay en los países, a diferencia de las agencias que solo te muestran las escuelas con las que ellos tienen una colaboración y se llevan una comisión. Ynsitu no, Ynsitu te muestra todas las opciones posibles.

Lo que nos encanta de esta web es que te lo hace todo fácil. Puedes buscar escuelas y cursos de un lugar e ir guardándolas en favoritos, para al final poder comparar precios, ubicaciones, etc… de todas las escuelas que has guardado al mismo tiempo.

Nosotros te dejamos este enlace, si clicas en el te llevas un 10% de descuento, te lo recomendamos por completo. ¡No sabes el tiempo que vas a ahorrar usando esta plataforma!

 

 

 

Tipos de cursos para estudiar en el extranjero

 

Los programas de estudios en el extranjero tienen muchos formatos diferentes. Debes elegir el que mejor se adapte a tus intereses y objetivos. A continuación, te presentamos los cursos más populares:

 

Cursos de Idiomas

Estos cursos van orientados a alumnos que quieren aprender de manera fluida un idioma, son ideales ya que no solo aprendes yendo a clase, sino viviendo en el país.

Estos cursos tienen una duración muy variada, desde los 3 meses hasta los 4 años. Suelen ser cursos muy didácticos donde compartes clase con estudiantes internacionales de todo tipo de nacionalidades. Los profesores son nativos y la velocidad de aprendizaje es muy elevada.

Yendo a un curso de inglés en un país de habla inglesa aprendes muchísimo más rápido que estudiando en tu país de origen. Solo el hecho de verte obligado a hablar ese idioma todas la horas del día provoca que la fase de aprendizaje se acorte de manera increíble.

 

estudiar ingles en el extranjero

Aprender inglés es imprescindible a día de hoy

 

Cursos Vocacionales

Estos cursos van más enfocados a encontrar un trabajo concreto de una forma más rápida. Estos pueden ser todo tipo de cursos: de carpintería, de hostelería, de mecánica, etc.

Estos cursos son ideales si lo que buscar es quedarte a vivir y trabajar en dicho país. Estos cursos suelen ofrecer trabajo cuando los finalizas, lo que te asegura un puesto de trabajo.

 

 

Dirigido por la universidad

Los colegios y universidades suelen administrar diversos programas de estudios en el extranjero. Llevan a cabo acuerdos con instituciones de enseñanza superior en el extranjero en las que pueden inscribirse sus estudiantes, o tienen sus propios centros de estudios en el extranjero en el país anfitrión.

A veces, las universidades dan a los estudiantes un calendario de cursos establecido, pero en otros casos, los estudiantes deben organizar sus propios horarios. Esta última opción suele implicar pedir a los profesores que aprueben estos cursos en el extranjero para que los créditos internacionales puedan transferirse sin problemas a la universidad de origen del estudiante.

 

 

 

Cómo pagar tus estudios – ¿Cuánto cuesta estudiar en el extranjero?

 

Depende de tu programa/curso. Los costes dependen muchísimo de varios factores como el país, la duración del curso o la reputación del centro, y los estudiantes tienen que pagar también los billetes de avión. Dicho esto, hay varias maneras de reducir esos gastos.

En primer lugar, comprueba tu situación de financiación con tu universidad. Si ya tienes una beca, asegúrate de que también se aplica a tu experiencia de estudio en el extranjero. También es posible que tu centro de estudios ofrezca oportunidades especiales de financiación para estudiar en el extranjero. Del mismo modo, si te inscribes en un programa de terceros, comprueba sus ofertas de ayuda financiera.

Si estás pensando en matricularte directamente en una escuela/universidad extranjera, hay buenas noticias: algunos países ofrecen matrículas gratuitas o muy asequibles para los estudiantes. En Alemania, Islandia y Noruega, los estudiantes pueden matricularse en las universidades de forma gratuita, es decir, sin ningún coste de matrícula. Los estudiantes también pueden asistir a la universidad en Austria, Grecia y Hungría por unos 1.500 euros al año.

 

estudiar ingles en el extranjero

Trabajar en hostelería es algo muy común entre estudiantes internacionales

 

La opción más común para estudiantes internacionales es trabajar al mismo tiempo que se estudia. Trabajar a media jornada permite, en muchos países, pagar el curso que se está realizando, la renta y los gastos del día a día. La gran mayoría de estudiantes internacionales trabajan al mismo tiempo que estudian.

Si te intimida el hecho de tener que buscar un trabajo en un país donde no hablas bien el idioma, no te preocupes, miles y miles de estudiantes han pasado por esa fase y han conseguido trabajo. Hay muchísimas ofertas de trabajo en las que no tienes que hablar de manera fluida el idioma del país, como puede ser en la hostelería, limpieza o el reparto de comida a domicilio.

Hay muchas formas de buscar trabajo en un país distinto al tuyo. Nosotros hemos hecho un vídeo sobre cómo buscar trabajo en Australia. Puede que no vayas a ir a vivir a Australia exactamente, pero este vídeo te puede servir como guía sobre como buscar empleo en otro país:

 

 

 

Estudiar inglés en el extranjero

 

Hablar inglés es ahora una habilidad que ofrece muchas oportunidades. Muchísimos de los estudiantes hispanohablantes van a querer aprender inglés ya dominar este idioma te abre infinitas posibilidades a nivel laboral.

 

¿Pero cómo se aprende el inglés?

 

Cuando los cursos de inglés o las series en la lengua de Shakespeare no son suficientes, el método más eficaz es la inmersión total en el extranjero.

Tanto si se trata de un intercambio universitario como de una estancia lingüística o de un trabajo en el extranjero, ir a un país de habla inglesa suele ser la mejor manera de aprender la lengua inglesa en el menor tiempo posible.

 

Te dejamos a continuación una lista con los mejores países para aprender inglés:

 

 

  1. Estudiar en Inglaterra

 

La lengua inglesa, aunque se practica en casi todo el mundo, procede primero de Inglaterra. Al menos el más estandarizado, también conocido como «The Queen’s English» o «BBC English».

Inglaterra sigue siendo un destino muy popular entre los estudiantes internacionales, gracias a su cultura única. Inglaterra ofrece paisajes variados y diferentes tipos de ambiente según el lugar. Puedes elegir un destino urbano (Londres, por supuesto, pero también Manchester o Liverpool), o una ciudad costera (Brighton, Bournemouth o Bristol).

Lo malo de Inglaterra es probablemente el clima y el coste de la vida. El clima inglés no es la primera razón para quedarse en Inglaterra, ¡descubrirás rápidamente el significado de la expresión “It’s raining cats and dogs!”

 

como estudiar en el extranjero

Estudiar inglés es una de las mejores inversiones que puedes hacer

 

Vivir en Inglaterra también cuesta un poco más que en Francia o España, por ejemplo. Hay que prever un presupuesto importante para una estancia lingüística o para un asentamiento en la isla británica.

Inglaterra es famosa por su ambiente universitario, con universidades de categoría mundial como Oxford y Cambridge, la isla atrae a más de 300.000 estudiantes de todo el mundo cada año. La forma ideal de aprender inglés al mismo tiempo que se completan los estudios.

Inglaterra también es popular por sus escuelas de inglés que ofrecen vacaciones lingüísticas. Se pueden encontrar escuelas de inglés en las principales ciudades (Manchester, Liverpool, Cambridge…), a lo largo de la costa y, por supuesto, en la capital, Londres.

Lo bueno es que también cuenta con salarios altos, por lo que, si encuentras un trabajo, podrás costearte sin problemas tus estudios y tu vida en la isla británica.

 

 

  1. Estudiar en Malta

 

El pequeño archipiélago de Malta, situado frente a la costa de Sicilia, se ha convertido en los últimos años en uno de los principales destinos para aprender inglés. Malta, antigua colonia británica, es una isla anglófona y el inglés es una de las lenguas del país.

Además de ofrecer un entorno mediterráneo (sol y mar), Malta tiene muchos argumentos para seducir a los viajeros que buscan una estancia lingüística. Muchos expatriados han elegido establecerse en Malta, creando un ambiente muy internacional y multicultural. Malta es a la vez una tierra de bellos paisajes y un entorno cosmopolita que favorece los encuentros entre personas de distintas nacionalidades.

La isla cuenta con una gran universidad en Msida donde es posible seguir muchos cursos, pero el archipiélago es sobre todo famoso por sus numerosas escuelas de idiomas donde es posible aprender inglés.

Cada año, más de 80.000 estudiantes de todo el mundo acuden a Malta para aprender inglés en uno de los (English Language Teaching). El precio más asequible que en Inglaterra es también un argumento a favor.

 

 

  1. Estudiar en Irlanda

 

Una población cálida y acogedora, paisajes y folclore, pero también un gran número de estudiantes internacionales para una integración más fácil.

La capital Dublín te seducirá por su dinamismo y por el gran número de estudiantes internacionales con los que podrás aprender a hablar inglés. Cork, en cambio, es una ciudad más pequeña que te seducirá por su amabilidad y su lado más auténtico. Sea cual sea tu elección, tienes que saber que el clima irlandés es (muy) lluvioso.

Debes saber que Irlanda sólo tiene 9 universidades, por lo que, si quieres ir de intercambio universitario, la elección será bastante rápida. Irlanda también es conocida por albergar los centros administrativos de muchas grandes empresas digitales (PayPall, Facebook, Google, etc.); empresas que buscan muchos perfiles expatriados para sus servicios internacionales (call center y atención al cliente). Es una forma estupenda de combinar el trabajo con el aprendizaje del inglés.

 

dublin que ver

Calles de Temple Bar

 

Si buscas una estancia lingüística en Irlanda, hay muchas escuelas especializadas: EC, EF, Kaplan, etc. Los precios en Irlanda son similares a los de Inglaterra, pero debe esperar pagar alrededor de 1.500 euros por un curso de dos semanas en Irlanda (el precio varía según el número de horas de clase y el tipo de alojamiento elegido). Eso sí, si quieres ir a vivir a Dublín, debes prepararte bien ya que el acceso a la vivienda está muy complicado, los precios de los alquileres en la capital irlandesa están por las nubes. Hay demasiada gente en la capital y hay poco espacio.

Te dejamos nuestra Guía de Viaje de Irlanda por si quieres aprender más sobre el país de la Guinness.

 

 

  1. Estudiar en Escocia

 

Escocia, en el norte del Reino Unido, es un país con una fuerte identidad en un entorno salvaje y montañoso (los Cairngorms, las Highlands del noroeste, etc.). Escocia es para ti si te gusta el rugby y los paisajes rurales.

Para quienes tengan un nivel de inglés principiante (A1 o A2), el acento escocés será difícil de captar al principio de su estancia en el país. Sin embargo, hay muchos estudiantes extranjeros en las ciudades de Glasgow y Edimburgo (la capital). Si piensas estudiar en una escuela de inglés (EF, Inlingua, The Language Institute Edinburgh o el IH), estarás rodeado de estudiantes extranjeros, lo que facilitará tu integración.

 

 

  1. Estudiar en Gales

 

Gales, en el suroeste de Gran Bretaña, ofrece una excelente alternativa a otros países del Reino Unido. Este pequeño estado de 3 millones de habitantes ofrece un entorno único y virgen, una mezcla de paisaje ondulado y montañoso y una fuerte cultura celta.

Cuidado con el acento galés, que puede ser difícil (muy difícil) de dominar en los primeros días de un viaje lingüístico.

Cardiff y Swansea son las dos ciudades que más estudiantes atraen. Dos ciudades costeras conocidas por su ambiente, su animada vida nocturna y sus numerosos eventos culturales. Las universidades y las escuelas de idiomas están disponibles para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes.

 

 

  1. Estudiar en Estados Unidos

 

Estados Unidos sigue siendo el país que más estudiantes atrae en busca del «sueño americano». Elegir ir a Estados Unidos no es una tarea fácil: hay que pasar por muchos trámites administrativos.

El tejido académico de Estados Unidos es una fuerza innegable. Estados Unidos tiene más de 18 millones de estudiantes, de los cuales un millón son extranjeros, en más de 4.000 instituciones de enseñanza superior. Estados Unidos es también el país con las mejores universidades del mundo. 15 de las 20 mejores universidades del mundo son estadounidenses.

Si quieres aprender inglés en Estados Unidos, tienes mucho donde elegir, el país es enorme y ofrece un gran número de escuelas de inglés además de sus universidades. Podrá descubrir ciudades míticas como Nueva York o Miami. Lo más difícil será elegir tu ciudad de origen.

 

 

  1. Estudiar en Canadá

 

Canadá es una mezcla única, un país bañado por la cultura anglosajona y europea en un vasto territorio, a la vez salvaje e hiperurbanizado en sus grandes ciudades. Canadá tiene más de una cuerda para seducir a los viajeros, pero es sobre todo el país de los grandes espacios naturales y conservados.

Para aprender inglés en Canadá, lo mejor es alejarse del Quebec, mayoritariamente francófono (aunque el inglés se utiliza en el mundo de los negocios). Canadá es uno de los países más abiertos a los estudiantes extranjeros, con casi medio millón de estudiantes que acuden a la universidad cada año, por lo que hay muchas oportunidades.

No faltan escuelas que ofrecen cursos de idiomas en Canadá, desde Toronto hasta Vancouver y Victoria. Una forma alternativa de aprender inglés en Canadá es combinar el trabajo con el aprendizaje.

Canadá es uno de los países más atractivos para los jóvenes. Muchos jóvenes, de entre 18 y 30 años, solicitan unas prácticas, una de las mejores formas de aprender inglés mientras trabajan. También hay mucho trabajo (y muy bien pagado) en Canadá para estudiantes internacionales, es uno de los destinos ideales para aprender inglés sin duda.

 

 

  1. Estudiar en Australia

 

Australia es un destino popular para estudiantes, mochileros y jóvenes en busca de aventuras. OZ o «The Land Down Under» no es sólo un país de habla inglesa, sino también un país de aventuras famoso por su arrecife de coral, su naturaleza salvaje y desértica (el Outback) y sus famosos canguros.

 

como estudiar en el extranjero

Australia es uno de los destinos favoritos para ir a estudiar

 

Australia tiene una ventaja, el país es económicamente muy dinámico con una baja tasa de desempleo (menos del 5% en 2021): por lo tanto, es relativamente fácil encontrar un trabajo para financiar tu estancia. Las granjas del país siempre están buscando trabajadores y ofrecen sueldos suficientes para financiar tu estancia en el extranjero mientras aprendes inglés.

Elegir Australia para aprender inglés tiene dos inconvenientes: la barrera financiera de entrada y los trámites administrativos. En general, hay que planificar un presupuesto considerable antes de partir hacia Australia, para financiar el vuelo y los primeros meses en la isla. También es necesario realizar trámites administrativos para obtener un visado. Ir a vivir y estudiar en Australia supone mucho papeleo pero no es difícil, miles y miles de estudiantes internacionales llegan a al continente australiano de todas partes de Latino América y España sin problemas.

Las ciudades de la costa este del país (Melbourne, Sydney y Queensland) son una base excelente para los estudiantes que buscan un intercambio universitario o encontrar una escuela de idiomas. En esta guía de viaje de Australia encontrarás mucha más información sobre este país.

En este vídeo te contamos cómo emigrar a Australia:

 

 

 

  1. Estudiar en Nueva Zelanda

 

Nueva Zelanda es probablemente el destino más remoto para aprender inglés, pero también es uno de los países más bellos con sus paisajes de ensueño. Es un país de una belleza impresionante, con paisajes de mar y montaña. Si quieres aprender inglés y vivir una aventura en el escenario de El Señor de los Anillos, Avatar o El Último Samurai, Nueva Zelanda es el lugar indicado.

El coste de volar a Nueva Zelanda puede disuadir a muchos viajeros de dirigirse al fin del mundo en el País de la Larga Nube Blanca, pero una vez allí, el ambiente y los sueldos de los trabajos hacen que merezca la pena.

 

 

 

Estudiar y trabajar en el extranjero

 

Encontrar un trabajo a tiempo parcial mientras se estudia en el extranjero es una forma inestimable de adentrarse en la cultura local y ganar un dinero muy necesario para costear el curso y la vida diaria.

Trabajar mientras se estudia es una forma estupenda de ganar un dinero muy necesario, de aprender el idioma con un alto grado de fluidez y de salir con historias que nunca habríamos tenido si nos hubiéramos quedado en la biblioteca. Así que nosotros te recomendamos que busques un trabajo a media jornada, te va a sumar mucha más de lo que te va a restar.

 

 

¿En qué países puedo trabajar mientras estudio en el extranjero?

 

Si estás convencido de que también te gustaría trabajar mientras estudias en el extranjero, el siguiente paso es averiguar si el país al que vas te permite trabajar legalmente con un visado de estudiante. Hemos investigado para ofrecerte un resumen de la logística y la legalidad de trabajar en algunos de los países más populares para estudiar en el extranjero.

 

Reino Unido: Si estudias más de 6 meses con un visado de estudiante de nivel 4, puedes trabajar 20 horas semanales durante los períodos de estudio y 40 horas durante los períodos de vacaciones.

 

Francia: Los estudiantes no pueden trabajar más de 20 horas a la semana (964 horas al año). Es obligatorio cotizar un 20% a la seguridad social.

 

España: Los estudiantes pueden trabajar hasta 20 horas semanales. El posible empleador debe solicitar un permiso de trabajo en nombre del estudiante.

 

Alemania: Los estudiantes pueden trabajar hasta 120 días al año a tiempo completo o 240 días a tiempo parcial.

 

Italia: Los estudiantes pueden trabajar hasta 20 horas semanales durante un año (1.040 en total).

 

Irlanda: No se necesita ningún visado adicional. Si se estudia durante al menos un año académico, los estudiantes pueden trabajar hasta 20 horas semanales durante el curso y a tiempo completo durante las vacaciones.

 

China: Dependiendo del tipo de visado, es posible trabajar con el permiso de tu universidad y varios documentos burocráticos. Mucha gente sigue trabajando extraoficialmente en China, pero ser descubierto conlleva graves repercusiones y no se recomienda a pesar de la facilidad de hacerlo.

 

Singapur: Para los estudiantes que asisten a una universidad autorizada y cursan una carrera a tiempo completo (no un intercambio semestral o anual), se permiten hasta 16 horas semanales de trabajo.

 

como estudiar en el extranjero

Vivir en Singapur es caro pero los sueldos son muy altos

 

Australia: No se necesita ningún visado adicional. Hasta 20 horas semanales y a tiempo completo durante las vacaciones.

 

Nueva Zelanda: No se necesita ningún visado adicional. Con visado de estudiante, se permite trabajar hasta 20 horas semanales durante el curso y 40 horas durante las vacaciones.

 

Ten en cuenta que toda la información anterior está sujeta a cambios en cualquier momento y debes informarte y ponerte en contacto directamente con la embajada del país en el que planeas estudiar para comprobar si ha habido cambios significantes respecto a la posibilidad de trabajar mientras estudias.

 

 

¿Qué tipo de trabajos puedo conseguir mientras estudio en el extranjero?

 

El mejor tipo de trabajo para los estudiantes internacionales es el que les permite ver una nueva faceta de la cultura local más allá de una perspectiva académica y puramente social, a ser posible trabajando en una industria local y mezclándose con diferentes segmentos de la población además de los estudiantes internacionales (ancianos, niños pequeños, mano de obra industrial, agricultores, profesionales de empresas).

Las experiencias laborales que permiten a los estudiantes utilizar el idioma local son fundamentales para desarrollar realmente la fluidez fuera del aula si ese es un objetivo importante para ellos. Y, por supuesto, el trabajo debe adaptarse al estilo de vida de los estudiantes, con un horario flexible que no interrumpa los horarios de los cursos, y un sueldo que compense algunos de los costes de vivir en el extranjero.

Tanto si eliges trabajar en un restaurante local como en una gran empresa, tu experiencia podría abrirte las puertas a futuras oportunidades, a una interesante red de contactos en ese país y a una experiencia laboral significativa y relevante para tu titulación que puedas mostrar con orgullo en tu currículum tras la finalización del programa.

 

He aquí algunas ideas de trabajos que puedes realizar mientras sigues estudiando en el extranjero:

 

Restaurantes y bares

Suelen ser trabajos divertidos que pagan lo suficiente como para poder pagar tu curso y el coste de vida. Trabajar como camarero o barman puede ser una buena manera de practicar el idioma.

Date un paseo por una zona popular de la ciudad y párate a charlar con el encargado del negocio que te guste para conseguir un trabajo rápidamente. Asegúrate de llevar tu currículum y pruebas de que tu visado te permite trabajar legalmente en el país. Sin embargo, ten cuidado cuando consideres trabajar en la vida nocturna, ya que las horas y la naturaleza del trabajo pueden ser agotadoras y convertirse en una gran distracción de tus estudios.

Si no hablas el idioma al llegar al país, una opción buenísima es trabajar fregando platos en un restaurante. En los países de habla inglesa se paga muy bien por estos trabajos y siempre están buscando trabajadores para este puesto.

 

Trabajos de repartidor, mudanzas, tiendas

Trabajar como repartir de comida o en una mudanza puede ser una opción más sencilla que no te supondrás muchos quebraderos de cabeza. Además, para este tipo de trabajos no necesitas hablar perfectamente el idioma local, por lo que es una buena opción para los primeros meses en el país.

Trabajar en un trabajo de cara al público, como puede ser una tienda de ropa, te puede ayudar mucho a mejorar el idioma del país en el que te encuentres.

 

Trabajos de oficina y prácticas

Si quieres un trabajo que sea más relevante para tu titulación, vas a requerir un gran esfuerzo y la creación de una red de contactos, lo que puede distraer tu atención principal como estudiante.

Decide qué tipo de trabajo concreto quieres: sólo si te centras en las habilidades que tienes y en lo que te gustaría aprender y en qué tipo de organización pueden otros ayudarte a encontrar algo adecuado.

Unos buenos lugares para empezar son el centro de carreras de la universidad, tus profesores, otros estudiantes de tus clases, los grupos locales de contactos en tu campo y sitios web como LinkedIn. Simplemente visitar las organizaciones en las que te gustaría trabajar y presentarte da los mejores resultados. Eso sí, para trabajos de este tipo necesitarás tener un nivel muy elevado del idioma que se hable en el país.

 

Trabajos en el campus

Esta es una gran opción para conocer a otros estudiantes fuera de los círculos de intercambio internacional y para mejorar tus habilidades lingüísticas si vas a trabajar en el idioma local.

Comprueba si tu universidad tiene un centro de trabajo-estudio o simplemente pregunta a los estudiantes locales sobre las oportunidades de encontrar un trabajo en el campus. Por desgracia, muchos de estos trabajos pueden ser administrativos o no muy interesantes, así que prepárate para ello.

 

 

 

Cómo iniciar el proceso para estudiar en el extranjero

 

1. Haz un plan

 

No te desanimes por todos los mitos que existen sobre los estudios en el extranjero. El camino desde que se considera un programa hasta que se pone un pie en la escuela puede parecer lleno de obstáculos, pero una buena planificación y una mentalidad positiva pueden ayudar mucho.

Para resumir la respuesta a «¿Cómo hacer para estudiar en el extranjero?», las decisiones más importantes que tendrás que tomar son cuándo irás a estudiar al extranjero y cómo pagarlo. También puede ser un reto convencer a tus padres de que te dejen estudiar en el extranjero. Antes de entrar en los detalles de cómo estudiar en otro país, asegurémonos primero de que funciona con tu vida.

 

¿Cuándo debo estudiar en el extranjero?

Si estás preparado para ir al extranjero a realizar un curso, puede ser una decisión fácil. Sin embargo, para estudiar en el extranjero no es necesario solicitar una titulación completa. Es totalmente posible estudiar en el extranjero durante uno o dos semestres a través de tu universidad de origen, o simplemente a través de una escuela de idiomas. Si optas por esta opción, sólo tendrás que averiguar qué lugar ocupa el estudio en el extranjero en tu calendario académico y en los requisitos de los cursos, así como en tu vida y en tus compromisos laborales.

Dependiendo de tu universidad o de tu especialidad, puede que no tengas muchas opciones. No todas las universidades permiten a los estudiantes de primer año ir al extranjero. El tercer o cuarto año de la licenciatura suele ser un momento habitual para ir al extranjero para aquellos que buscan programas de corta duración. Asegúrate de consultar con la oficina de estudios en el extranjero de tu universidad o con tu asesor académico, que podrá informarte sobre lo que es más típico y conveniente para ti.

 

estudiar ingles en el extranjero

Estudiar fuera te permite vivir experiencias únicas

 

¿Puedo permitirme estudiar en el extranjero?

No hay manera de endulzarlo: estudiar en el extranjero puede ser caro. Si ves a los jóvenes estudiantes que viven en el extranjero y te gustaría poder preguntarles: «¿Cómo haces para costearte la vida en el extranjero?», no eres el único. El coste puede ser un gran factor disuasorio para los que quieren estudiar en el extranjero, ¡pero tienes opciones! Puedes buscar trabajos para estudiantes a media jornada, buscar becas y encontrar otras formas creativas de ahorrar dinero.

 

¿Cuánto cuesta estudiar en el extranjero?

El coste dependerá del país al que vayas y, por supuesto, de la duración de tu estancia. Además de las tasas del programa, también tendrás que tener en cuenta los billetes de avión, el transporte, el alojamiento y el coste general de la vida durante tus estudios en el extranjero. Puedes utilizar nuestras guías de países para encontrar información sobre cómo presupuestar los costes en países específicos. A ese total hay que añadir una buena cantidad de dinero para gastos, como viajes de fin de semana o salidas nocturnas.

Sin embargo, ¡hay buenas noticias! Tienes muchas opciones, especialmente si quieres estudiar en el extranjero a nivel de licenciatura. Por ejemplo, si actualmente estás recibiendo ayuda financiera para ir a la universidad, esa ayuda financiera todavía se destinará a tu programa de estudios en el extranjero. También podrías pedir un préstamo estudiantil o acumular dinero de una beca. Si no puedes permitirte estudiar un año entero en el extranjero, un programa de verano te permitirá vivir esa experiencia que te cambiará la vida por una fracción del coste.

La opción más sencilla es buscar un trabajo a media jornada que te permita estudiar y trabajar en el extranjero al mismo tiempo. Con un trabajo en un restaurante o en una tienda podrás pagar los costes de tu día a día y el alojamiento, aunque tampoco te sobrara mucho. Es lo ideal para mantenerte en otro país mientras realizas un curso.

 

¿Cómo puedo convencer a mis padres para que me dejen estudiar en el extranjero?

Es posible que tu familia no se decida a dejarte estudiar en el extranjero. Ponte en su lugar: probablemente estén nerviosos, sobre todo si siempre han vivido cerca o si nunca has salido del país. Pero si explicas tu caso, puedes aliviar sus temores y convencerlos.

En primer lugar, prepárate. Van a tener muchas preguntas y tendrás que tener respuestas. Asegúrate de que sabes cómo vas a pagarlo potencialmente. Explica las numerosas ventajas de estudiar en el extranjero y asegúrate de que te comunicarás con ellos a menudo cuando estés fuera. Si abordas la conversación con empatía, seguro que tienes muchas posibilidades de convencer incluso a los padres más protectores.

 

 

2. Comienza tu búsqueda

 

Una vez que sepas más o menos cuándo vas a ir y cómo vas a pagarlo (además de obtener el visto bueno de tus padres si lo necesitas), empieza lo divertido. El siguiente paso es decidir dónde irás.

 

¿Dónde estudiar en el extranjero?

Puede que ya sepas exactamente en qué país o continente quieres estudiar, o incluso en qué escuela de idiomas/universidad. O tal vez estés realmente abierto a estudiar en el extranjero en diferentes países, pero también quieres ir a un programa de biología de primer nivel ya que eres estudiante de medicina.

Si quieres saber cómo estudiar en el extranjero en programas de corta duración, averigua primero si tu universidad de origen está asociada con universidades del extranjero o si hay academias de idiomas/vocacionales en el destino que estás buscando.

En Ynsitu puedes ver que escuelas hay disponibles en prácticamente todos los países del mundo, además puedes consultar precios, reviews características y alojamientos en los alrededores.

 

intercambios al extranjero

Estudiar en el extranjero es algo que recomendaríamos a cualquiera

 

Ten en cuenta el coste de la vida

A la hora de decidir en qué país estudiar, tu presupuesto y ahorros debe desempeñar un papel principal en la toma de decisiones. Los países con un coste de vida más elevado se encuentran principalmente en Oceanía, Europa Occidental y Europa del Norte. Los países más económicos se encuentran en el sur y el sudeste de Asia, América Latina y Europa del Este. Si el coste de vida es importante para ti, puedes considerar ciudades más económicas. Ten en cuenta que podrás encontrar lugares más asequibles para estudiar fuera de las grandes ciudades, especialmente en los países más caros.

 

 

3. El proceso de aplicación

 

Ahora es el momento de empezar a hablar sobre el proceso de solicitud. Si tienes una lista de escuelas/universidades en mente, te prometemos que no es tan complicado como parece.

 

Organízate

Antes de hacer nada, organízate. Te recomendamos que empieces creando una lista con las escuelas que te interesan, para organizarte mejor. Deberás volver a esta lista una y otra vez a lo largo del proceso para actualizarla cada vez que encuentres información relevante. Lo bueno de Ynsitu es que te permite guardar las escuelas que te llaman la atención y después comparar las guardadas, todas a la vez.

 

Solicita tu plaza

¿Listo para presentar la solicitud? Aunque el proceso de solicitud variará en función del tipo y el nivel de la escuela a la que te presentes, aquí tienes los requisitos básicos que podrían formar parte de tu solicitud:

 

Calificaciones: La mayoría de los programas quieren ver cómo te fue en tu última escuela, ya sea tu universidad de grado o incluso tu escuela secundaria. Algunas escuelas tienen requisitos mínimos específicos que tendrás que cumplir para ser elegible, aunque en las escuelas de idiomas esto no suele ser demandado. Ponte en contacto con tu escuela actual lo antes posible para que envíen tu expediente académico a la escuela a la que vas a solicitar plaza. Dependiendo del sistema de calificación del país, es posible que tengas que convertir tus notas o incluso hacer que tu expediente académico se traduzca a otro idioma.

 

estudiar y trabajar en el extranjero

No lo pienses más y atrévete

 

Resultados de los exámenes: Muchos programas internacionales se imparten íntegramente en inglés. Si el inglés no es tu lengua materna, tendrás que hacer un examen para demostrar tus conocimientos de inglés a las escuelas. Muchas escuelas aceptan el examen TOEFL o el IETLS, incluidas todas las universidades de destinos populares de estudio en el extranjero como el Reino Unido, Canadá, Australia y Estados Unidos.

 

Carta de motivación o declaración personal: Algunas escuelas/universidades te pedirán que escribas una declaración personal – carta de presentación. Una declaración personal explica a la escuela por qué eres un gran candidato para el programa. Es una oportunidad para mostrar tu personalidad, tus prioridades como estudiante y cómo la escuela te ayudará a alcanzar tus sueños. Las cartas de motivación varían en longitud, pero la media es de unas 500 palabras.

 

Tu carta de motivación debe hacer varias cosas:

Explicar por qué quieres estudiar en la escuela/universidad concreta a la que te presentas.

Explica por qué quieres estudiar en su país y no en el tuyo.

 

Tu carta de motivación no debe:

Ser una carta genérica que envíes a todas las universidades a las que solicites plaza.

Dar a entender que estudias en el extranjero para salir de fiesta y hacer sólo amigos.

 

Recomendaciones y referencias de los profesores: Algunas escuelas te pedirán una o dos referencias académicas (tus profesores) para presentarlas junto con tu solicitud. A menudo pedirán que los profesores envíen las referencias directamente a la escuela/universidad. A veces te pedirán que las envíes tú mismo.

Elige profesores que te conozcan de verdad y con los que tengas una buena relación. Pueden ser profesores que hayas tenido recientemente o que tengas ahora. Cuando les pidas una referencia académica, podrías proporcionarles tu currículum y una lista de los centros a los que te presentas para que puedan personalizar sus referencias. Dales al menos un mes de antelación para que te preparen la referencia y prepárate para enviarles recordatorios.

 

Entrevistas: Las entrevistas no son muy comunes, pero es posible que te pidan una entrevista por teléfono o por videollamada. Las entrevistas pueden dar miedo, pero son una buena forma de mostrar tu personalidad. También son una buena oportunidad para hacer preguntas y decidir si la escuela es adecuada para ti.

 

Estas son algunas de las preguntas que puedes encontrar en una entrevista de estudios en el extranjero:

¿Por qué quieres estudiar en el extranjero?

¿Por qué te interesa este programa en particular?

¿Cuáles son tus objetivos profesionales a largo plazo?

¿Has estado antes en el extranjero? ¿Qué te pareció?

¿Qué aspectos de la cultura del país anfitrión te interesan más?

¿Cómo te involucrarías en la escuela?

¿Qué haces en tu tiempo libre?

 

También deberías venir preparado con tus propias preguntas. Investiga primero y no hagas preguntas que puedas encontrar fácilmente en su página web. Si te tomas el tiempo de hacer una investigación concienzuda, demostrarás a tu entrevistador que te tomas en serio su programa y tu deseo de estudiar en el extranjero. Puede ser útil hacer una entrevista de práctica con un amigo o familiar antes de la entrevista real.

Si vas a una entrevista de estudios en el extranjero preparado, seguro que dejarás una buena impresión. No olvides enviar un mensaje de agradecimiento por correo electrónico después de la entrevista.

 

 

4. Solicita becas

 

Estudiar en el extranjero puede ser caro, pero las becas pueden ser una forma de compensar en gran medida el coste. Hay muchos lugares donde buscar becas, y las becas varían: pueden proporcionar varios cientos de dólares para la matrícula o incluso pueden cubrir un programa completo. Sin embargo, no hay que pasar por alto las becas más pequeñas. Cualquier cantidad puede contribuir en gran medida a hacer posible que estudies en el extranjero. ¿No sabes por dónde empezar? Déjate guiar por nosotros.

 

Explora las becas financiadas por el gobierno

Algunos países ayudan a financiar a los estudiantes que quieren estudiar allí. Por ejemplo, el Instituto Sueco ofrece becas a los estudiantes internacionales que quieren estudiar en Suecia. Merece la pena hacer una rápida búsqueda en Google para saber qué otros países tienen becas financiadas por el gobierno.

Si eres de España, esta web te puede ayudar a encontrar becas para estudiar en otro país.

 

Consulta la página de becas de tu universidad

Si quieres saber cómo estudiar en el extranjero en un país que no está incluido en nuestra guía de becas, debes mirar si las escuelas específicas de ese país ofrecen becas para los estudiantes solicitantes. La mayoría de las universidades tienen una página dedicada a la información sobre becas. Si estás buscando un programa de corta duración, también puedes investigar si tu universidad actual ofrece a los estudiantes becas para estudiar en el extranjero en otras universidades.

 

intercambios al extranjero

Estudiar y trabajar en el extranjero te cambiará la vida

 

 

5. Solicita ayuda financiera

 

Si eres un estudiante estadounidense que recibe ayuda financiera en tu universidad de origen, es probable que puedas obtener ayuda financiera para estudiar en el extranjero. Si has pedido un préstamo federal, consulta esta lista de países que aceptan la FAFSA. Si tu universidad te ha concedido una beca privada, es probable que puedas extenderla a tus estudios en el extranjero. Asegúrate de consultar con la oficina de ayuda financiera de tu escuela si tienes alguna pregunta específica.

 

 

6. ¡Haz las maletas!

 

Una vez hayas decidido a que país ir, seleccionado la escuela y el alojamiento, tan asolo te quedará sacar los billetes de avión y elegir bien que llevar en la maleta.

Estudiar en el extranjero es una de las mayores inversiones que puedes hacer en ti mismo y en tu futuro, no desaproveches esta oportunidad y lánzate con todo… ¡No te arrepentirás!

 

 

Esperamos que te haya servido de ayuda esta guía sobre como estudiar en el extranjero. Si te ha gustado no dudes en compartirla en tus redes sociales, nos harías un tremendo favor.

 

¡Un saludo y hasta la próxima!

 

 

También te puede interesar…

Cómo encontrar y reservar parking barato

Cómo encontrar y reservar parking barato

Cómo encontrar y reservar parking barato ¡Después de tanta espera parece que volveremos a viajar muy pronto!¿Te acuerdas de la emoción de planear el viaje que tanto deseas? ¿De aquel sentimiento de llegar al aeropuerto y pensar que pronto estarás en un...

leer más
Frases de viaje

Frases de viaje

Mejores citas y frases de viaje "Vivir más para morir menos" - Find Them Muchas veces cuando estamos planeando hacer un viaje buscamos todos los estímulos posibles para imaginar cómo vamos a sentirnos o qué podemos llegar a vivir allí. Aunque lo cierto es...

leer más
Volar con Saudia Airlines

Volar con Saudia Airlines

Cómo es volar con Saudia Airlines Os vamos a contar como fue nuestra experiencia viajando con Saudia Airlines. Viajamos con esta compañía en octubre de 2019 realizando un trayecto Madrid – Colombo (Sri Lanka) con una escala en Jeddah (Arabia Saudita)....

leer más
Qué llevar a un viaje largo

Qué llevar a un viaje largo

Qué llevar en la maleta a un viaje largo Antes de realizar un viaje largo nos preocupamos demasiado sobre qué cosas llevar o dejar en casa. Al final acabamos siempre llevando cosas innecesarias, que ocupan mucho y que al final no utilizamos. Tras pasar...

leer más
Elegir bien el alojamiento

Elegir bien el alojamiento

Consejos para elegir bien el alojamiento Elegir alojamiento para un viaje no es tarea sencilla. Precios desorbitados, que la zona sea la más céntrica posible, horarios flexibles de entrada y de salida... Un largo número de dudas y miedos nos vienen a la cabeza a la...

leer más
Buscar alojamiento barato

Buscar alojamiento barato

Cómo buscar alojamiento barato Una de las grandes preocupaciones cuando viajamos, sobre todo con presupuesto ajustado, es el encontrar un buen precio por el alojamiento. Alojarse en hoteles/hostales/albergues siempre es el gasto más grande de un viaje, por lo que es...

leer más

Pin It on Pinterest

Shares
Share This