Guía para visitar las Blue Mountains Australia

 

Las Blue Mountains de Australia son un espectáculo natural mundialmente conocido y uno de los lugares de visita obligada durante tu estancia en Sídney, en Nueva Gales del Sur. Con un paisaje espectacular, bosques de eucaliptos, cascadas y formaciones rocosas, las Montañas Azules tienen sin duda mucho que ofrecer.

Gran parte de lo pintoresco de las Blue Mountains se debe a los escarpados acantilados que rodean los profundos valles, y hay tantas cosas que hacer, que puedes pasar allí fácilmente un par de días.

En pocas palabras, las Blue Mountains son uno de los lugares de visita obligada que todo viajero tiene en su itinerario por Australia. A nosotros nos fascinaron, la verdad es que la inmensidad del lugar y su majestuosidad impresionan. Por todo ello, hemos decidido escribir esta guía donde explicamos todo lo que tienes que saber para visitar las Blue Mountains, esperamos que te guste 😊

 

*Al final del artículo encontrarás un mapa con todo lo que ver en las Blue Mountains*

¿Por qué visitar las Blue Mountains?

 

Las Blue Mountains son un espacio natural, patrimonio de la humanidad, que comienza a 60 kms al oeste de Sídney. Pasar un día visitando las montañas es un gran complemento a un itinerario por Sídney.

 

Hay muchas razones para ir, pero, para empezar:

La zona alberga 400 especies diferentes de animales, 40 de ellas raras o amenazadas (aunque no vayas solamente para ver animales, ya que no están por todos lados y no son tan sencillos de ver, a no ser que hagas caminatas por la naturaleza).

La inmensa naturaleza cubre más de 11.400 km², y estar sobre ella mirando hacia abajo es alucinante.

Las montañas no son montañas, sino un valle que se formó hace más de 50 millones de años.

Las montañas están a la distancia perfecta de Sídney para una excursión de un día, que te permitirá conocer la región, pero un fin de semana completo es el tiempo ideal para conocer la zona.

 

 

 

Historia del lugar

 

La formación

Se dice que las Blue Mountains tienen millones de años, cuando el mar cubría completamente la región. Comenzaron cuando grandes cúmulos de residuos cayeron al agua del mar para cubrir el suelo, comprimiéndose finalmente en duras rocas de arenisca y pizarra. Una vez que el agua empezó a bajar, las grandes rocas crearon una extensión de tierra irregular. La arenisca y el esquisto quedaron a merced de los elementos naturales, con la erosión del agua, el viento e incluso las erupciones volcánicas, formando poco a poco las conocidas montañas, formaciones rocosas y cañones que podemos ver hoy. Toda la formación tardó unos 250 millones de años en completarse.

 

La historia indígena

Los primeros habitantes de las Montañas Azules fueron los indígenas de Australia, la comunidad aborigen australiana. Los Gundungurra y los Darug eran las tribus locales de la región, así como la tribu Burra Burra, que habitaba las cercanas cuevas de Jenolan. Se desconoce el tiempo que estas tribus habitaron la región, pero se calcula que fueron muchos miles de años.

 

que ver en las blue mountains

La majestuosidad de este lugar te deja sin palabras

 

El descubrimiento europeo

La invasión europea de Australia comenzó en 1788, pero no fue hasta 1813 cuando las Blue Mountains se asentaron como sede de los invasores. Todo ello se debió a lo abrupto del terreno de la región, que los europeos consideraron demasiado difícil de franquear. En comparación con la comunidad indígena de Australia, que vive en armonía con la espesura de las Blue Mountains y las rocas escarpadas, los europeos trataron de alterarla, con la esperanza de construir asentamientos de superficie plana dentro de las montañas. Sin embargo, todas las superficies eran demasiado empinadas para la maquinaria y demasiado gruesas para la construcción, dejando a las Montañas Azules con la reputación de ser impenetrables.

No fue hasta 1813, cuando el trío formado por Gregory Blaxland, William Charles Wentworth y el teniente Lawson formó un grupo de exploración, encargado de encontrar tierras accesibles en el espeso terreno. Durante la exploración, el equipo tuvo que enfrentarse a muchas dificultades, y estuvo a punto de rendirse hasta que descubrió una suave pendiente en el lado oeste de las Montañas Azules, que dio lugar a la primera carretera de las Blue Mountains en 1814.

 

El nombre de las montañas «azules”

A muchos les parece que el nombre de «Montañas Azules» es un nombre extraño para la región de las montañas verdes, pero es, de hecho, un nombre bastante apropiado. Todo se debe a los árboles particulares que se encuentran en las montañas: ¡los eucaliptos!  Los eucaliptos son una de las plantas más comunes que se encuentran en la zona, repartidas por las montañas, desfiladeros y valles. Una característica única del eucalipto es el aceite que se encuentra impregnado en sus hojas. Cuando el sol es especialmente cálido, la temperatura hace que el aceite se desprenda de las hojas en una bruma de aceite. Aunque de cerca, esta neblina no se ve, desde más lejos, la luz que se refleja en la niebla es bastante clara. De este modo, toda la región de las Montañas Azules se cubre de una neblina azul, como si las propias montañas fueran azules.

 

 

 

Mejor época del año para visitar las Blue Mountains

 

Las Blue Mountains son pintorescas en cualquier época del año, y el mejor momento para visitarlas depende de lo que desees hacer en tu visita.

Aunque el verano suele ser cálido, a menudo es más fresco que Sydney. Si estás planeando hacer senderismo, considera la posibilidad de visitarlas a finales del verano.

 

que visitar en las blue mountains

Es una de las maravillas naturales de Australia

 

El otoño es una época mágica para visitar las Blue Mountains, ya que las hojas adquieren un cálido tono anaranjado-rojizo y los días son más frescos, con menos lluvia y condiciones ideales para practicar el senderismo.

El invierno es la temporada alta, con noches frías ideales para refugiarse en una acogedora chimenea. Hay muchas actividades y eventos durante el invierno, como el Yulefest, donde se puede disfrutar de una experiencia navideña en julio en muchos restaurantes y hoteles de la ciudad.

En primavera, los jardines están en plena floración y el clima más cálido es ideal para volver a la naturaleza.

 

 

 

Cómo visitar las Blue Mountains

 

Situadas a unos 90-120 minutos en coche desde Sídney (depende de la zona de Sídney) o a dos horas en tren, las Blue Mountains son el lugar idóneo para hacer una escapada a la naturaleza. Con increíbles paisajes, una vibrante escena gastronómica y un clima fresco con jardines en flor y posibles nevadas en invierno, este es el lugar al que dirigirse para una escapada de fin de semana o unas vacaciones sin preocupaciones en cualquier época del año.

 

Hay tres formas de visitar las montañas:

 

  1. Con un tour guiado

 

La oferta de excursiones a la región no es escasa, con precios que parten de los 75 dólares y llegan a varios cientos de dólares por persona para las excursiones privadas o de mayor duración.

Las excursiones ofrecen tres ventajas principales:

Un comentario experto en el camino, alguien que explica lo que se ve y su significado.

Un itinerario cuidadosamente seleccionado: lugares que se han elegido para ofrecerle una visión general de la región en poco tiempo.

Confianza para adentrarse en el monte más de lo que podrías hacer solo.

Al final del artículo te dejamos una serie de actividades y tours que hacer en las Blue Mountains 😊

 

que ver en las blue mountains

Las Blue Mountains están repletas de imradores

 

  1. En transporte público

 

Los trenes de Sídney salen de la estación central cada hora y tardan unas dos horas en llegar a Katoomba, con paradas en Parramatta, Penrith y Springwood. Necesitarás una tarjeta Opal para viajar en los servicios interurbanos de NSW TrainLink, incluso desde y hacia las Montañas Azules.

Para los viajeros de tren, hay autobuses públicos en Katoomba hasta Echo Point, donde se encuentran las legendarias Tres Hermanas. Otra forma ideal de disfrutar de las vistas es el Blue Mountains Explorer Bus. Con salida desde la estación de Katoomba, el gran autobús rojo recorre un bucle gigante y se detiene en las principales atracciones, desde Scenic World hasta Leura. También puede coger un autobús de enlace al valle de Megalong para disfrutar de sus bodegas, su salón de té y para recorrer la ruta Six Foot Track.

 

 

  1. Con tu propio coche

 

Seguramente esta sea la opción más habitual. Nosotros elegimos esta forma para acceder a las Blue Mountains y nos pareció super cómoda, aunque para hacer una parada en Echo Point tienes que pagar si o si por aparcar en los alrededores.

Para disfrutar de una escapada a las Montañas Azules en coche, tendrás que conducir desde Sídney por la M4. Más allá de Penrith, la autopista Great Western Highway se adentra en las montañas para llevarte a Springwood, Woodford, Wentworth Falls y Leura, donde merece la pena detenerse. Una ruta alternativa es a través de Windsor y la línea de carretera de Bells.

Entre los puntos más destacados de la ruta Bells Line se encuentran los huertos de Bilpin, el Jardín Botánico de las Montañas Azules en Mount Tomah y una carretera secundaria hasta el precioso pueblo de Mount Wilson antes de volver a unirse a la Great Western Highway en Mount Victoria. Tardará 2 horas y 15 minutos en llegar a Mount Victoria desde Sídney.

 

 

 

Cúantos días pasar en las Blue Mountains

 

Las Blue Mountains se pueden conocer bien en un día, aunque sea bastante largo si viene de Sídney (unas 4 horas entre la ida y la vuelta), pero si está aquí en una visita prolongada, una estancia de una noche te recompensará con unas vistas fantásticas y grandes recuerdos. Si lo que quieres es hacer senderismo, definitivamente necesitas más de un día.

Los amantes de las excursiones pueden encontrar fácilmente suficientes actividades para quedarse una semana. Para mí, lo ideal es una visita de dos o tres días, pero si no tienes el lujo de disponer de tiempo, un día sigue siendo una gran opción.

 

 

 

Qué hacer en las Blue Mountains

 

En las Blue Mountains lo más importante son las vistas, aunque de vez en cuando pueden estropearse por la lluvia o la niebla, esperamos sinceramente que tu viaje sea un día soleado.

Además del paisaje, las Blue Mountains son famosas por sus escarpados acantilados que invitan a escaladores de todo el mundo, por sus senderos cortos y largos de varios días, por sus cascadas, por sus espectaculares miradores desde los que se pueden tomar esas increíbles fotos azuladas y por los teleféricos que permiten ver las montañas y los eucaliptos desde arriba.

Esta es la lista de las mejores cosas que ver en las Blue Mountains:

 

 

Disfrutar de las vistas desde los miradores

 

Echo Point: No hay mirador más famoso en las Blue Mountains que éste, y aunque sólo esté de paso, es un lugar en el que debe detenerse un rato.

Calificado a menudo como uno de los mejores miradores de Australia, Echo Point ofrece a los viajeros una increíble vista de la emblemática formación rocosa de las Tres Hermanas y del valle de Jamison.

 

Mirador de Govetts Leap: Catalogado como una de las vistas más pintorescas de Nueva Gales del Sur, el mirador de Govetts Leap domina el valle azul de Govetts Leap. Presenta un vasto despliegue de matorrales bordeados por brillantes cimas de acantilados de arenisca anaranjada, con las cataratas Bridal Veil cayendo en cascada a la derecha del mirador. Este fue nuestro lugar favorito que visitar en Blue Mountains, las vistas desde aquí son increíbles.

 

guia para visitar las blue mountains

Mirador de Govetts Leap

 

Mirador de Evans: El mirador de Evans muestra los acantilados de arenisca del valle del río Grose y la exuberante vegetación que cubre los alrededores. La mejor forma de verlo es durante la puesta de sol, ya que el suave color del atardecer rebota en la arenisca con un brillo intenso.

 

Mirador de Sublime Point: Un lugar muy popular entre los excursionistas y los fotógrafos, el Sublime Point hace honor a su nombre, ya que ofrece vistas panorámicas del valle de Jamison.

 

 

 

Admirar las Three Sisters – Las tres hermanas

 

Las Three Sisters, el emblemático grupo de rocas de arenisca de Echo Point, se encuentran a un corto trayecto o incluso a un paseo desde la estación de tren de Katoomba. Son la atracción más visitada de la zona. Cada día acuden aquí autobuses llenos de turistas en excursiones de un día desde la ciudad, y a veces puede estar un poco abarrotado, pero aun así merece la pena visitarlo.

 

que visitar en las blue mountains

Three Sisters

 

Las «hermanas» se iluminan desde el anochecer hasta las 22.30 horas cada noche. Su aspecto es igual de asombroso a cualquier hora que se visite, e incluso un día de niebla puede proporcionar una gran foto de las rocas atravesando la niebla.

Si tienes un coche, vea la vista alternativa de las tres hermanas desde el mirador de Eagle Hawk: la misma vista fantástica sin autobuses turísticos a la vista; el autobús HOHO también para cerca de aquí.

No es posible subir a las Tres Hermanas, ya que esas rocas son importantes para los aborígenes que viven en la zona (puedes leer una interesante historia sobre la creación de las Tres Hermanas cerca del Centro de Visitantes), pero es posible acercarse a través de uno de los muchos senderos del parque.

 

¿Por qué se llaman las Tres Hermanas?

 

La formación rocosa recibe su nombre de una leyenda que cuenta que tres hermanas se enamoraron de tres hermanos de una tribu vecina y rival, y pretendían casarse con ellos. El hechicero de la tribu de las tres hermanas, al enterarse del posible matrimonio, decidió convertirlas en piedra para así evitar un más que seguro enfrentamiento mortal entre ambas tribus.

 

que visitar en las blue mountains

Puedes caminar hasta llegar a tocar la primera de las Three Sisters

 

Lo que ocurrió es que, a los pocos años, el hechicero murió sin haber devuelto a las tres hermanas a su estado original, por lo que quedaron transformadas en tres gigantescas rocas para el resto de su vida.

 

Giant Stairway

 

Si quieres llegar a la base de las Tres Hermanas, tienes que tomar el sendero llamado Escalera Gigante, pero no se lo recomendamos a nadie con problemas de rodilla, porque hay más de 800 escalones antes de llegar al fondo del valle.

 

que hacer en las blue mountains

Giant Starway que da acceso a las Tres Hermanas

 

No es necesario volver por el mismo camino, pero es posible llegar a Echo Point a través de Federal Pass, Furber Steps y Prince Henry Cliff Walk.

 

 

 

Alucinar en el Scenic World

 

En pocas palabras, Scenic World es la mejor manera de ver las vistas de las Blue Mountains. Se trata de una experiencia auto guiada basada en la naturaleza, que incluye desde pasarelas que serpentean entre la maleza hasta épicas vistas aéreas que cuelgan por encima de las copas de los árboles, y que realmente le ofrece una visión de las Blue Mountains desde todos los ángulos. Esta atracción es de pago, en su página web te puedes informar sobre precios y horarios.

 

Ferrocarril escénico

Es el ferrocarril más empinado de todo el mundo, lo que garantiza un viaje entretenido y lleno de vertigo. El ferrocarril original se construyó a finales del siglo XIX, pero ahora se ha transformado en una atracción turística que induce a la adrenalina. Con una inclinación de 52 grados, los viajeros pueden elegir la velocidad del raíl, convirtiéndolo en una divertida montaña rusa o en un tranquilo crucero, según su valentía.

 

que ver en las blue mountains

Teleférico del Scenic World

 

Skyway escénico

Navega durante 720 metros entre dos acantilados de las Montañas Azules y asciende 270 metros por encima de las copas de los árboles. La gran góndola Skyway cuenta con grandes ventanales y suelo de cristal, lo que ofrece a los viajeros unas vistas de 360 grados de la zona. En todo el trayecto viajan un máximo de 84 pasajeros cada 10 minutos, por lo que no tendrás que esperar durante horas su turno.

 

Teleférico escénico

Comienza tu viaje en la cima de la montaña y desciende lentamente hacia el valle de Jamison. La cabina cuenta con tres secciones de observación, que ofrecen una perspectiva diferente de las Montañas Azules dependiendo de si se encuentra en la parte trasera con vistas de toda la zona, o en la parte delantera con vistas de cerca de la fauna.

 

Paseo panorámico

Si no te gustan las alturas, Scenic World tiene una alternativa. Ofrece una serie de 2,4 kilómetros de suaves paseos marítimos a través del exuberante valle de la selva tropical. Cada uno de ellos está equipado con una serie de carteles informativos de las plantas y animales cercanos. Así podrás ver de cerca la fauna y la flora.

 

 

 

Visitar alguna de las cataratas

 

Cataratas Wentworth: Escondidas en los confines de las Blue Mountains, repletas de arbustos, se encuentran las mágicas cataratas Wentworth. Con increíbles vistas del valle y de las cascadas en todos sus ángulos. Tanto si te encuentras en la cima de la cascada, observando la escena que hay debajo, como si recorres el estanque de la base, quedarás encantado con este paisaje de cuento de hadas.

Para llegar a la cascada de tres niveles, hay que bajar unos 200 escalones hasta el mirador Fletcher. La primera sección de la cascada es la más alta, y luego cae en cascada a través de una serie de piscinas poco profundas.

 

Cascadas de Leura: Los visitantes pueden refrescarse los pies cansados en las piscinas de Leura Cascades mientras disfrutan de la impresionante vegetación que cubre la zona.

 

que hacer en las blue mountains

Cataratas de Katoomba

 

Cataratas de Katoomba: Las cataratas de Katoomba son una cascada segmentada situada cerca de la ciudad de Katoomba y de Echo Point. El agua desciende hasta el valle de Jamison, dejando que los visitantes se maravillen con el estruendo del agua y la vida silvestre vecina.

 

 

 

Visitar las famosas cuevas de Janolan

 

Con más de 340 millones de años, se cree que las cuevas de Jenolan son uno de los sistemas de cuevas más antiguos del mundo.

Sólo se puede entrar en las cuevas con un guía, y se puede comprar una entrada individual o hacer una excursión desde Sídney que incluya la visita a las cuevas. Nosotros no tuvimos el tiempo de visitar este lugar, pero nos han dicho que es espectacular.

 

 

 

Visitar los dos pueblos de las Blue Mountains

 

Leura: Catalogada como la mayor ciudad turística de las Blue Mountains, Leura está repleta de tiendas de recuerdos, cafés y mucho arte local. La ciudad está rodeada de montes, que se mezclan con los edificios para crear una ciudad rural australiana realmente hermosa.

 

Katoomba: Sede de la mayor atracción turística, Scenic World, Katoomba está sin duda en el mapa de todo viajero. Situada como la base perfecta para las rutas de senderismo, los miradores épicos y las gloriosas cascadas, Katoomba rebosa de gente amable y ambiente campestre.

 

 

 

Hacer alguna de las múltiples caminatas

 

Aunque tengas poco tiempo, deberías dar al menos un paseo corto, ya que el entorno natural de este lugar es único. No es necesario estar en buena forma física para caminar por aquí; hay paseos que se adaptan a todos los niveles de habilidad.

 

De Echo Point a a las Three Sisters:

Inicio Echo Point – 1,1 km de ida y vuelta; es un paseo fácil de 45 minutos. Puedes optar por bajar 123 escalones y cruzar un puente hasta el interior de las Tres Hermanas.

 

De Echo Point a las cascadas de Leura – Moderado

Este paseo tiene algo más de 3 km y dura aproximadamente 1 hora y 45 minutos. Lleva al paseo Prince Henry Cliff y también pasa por Honeymoon Lookout.

 

que visitar en las blue mountains

Sendero en los alrededores de las Katoomba Waterfalls

 

Paseo por las cataratas Katoomba – Fácil

Este paseo de 4 km comienza en Scenic World y dura unas 2 horas. También puedes empezar desde el quiosco de las cataratas Katoomba, lo que te ahorrará algo de tiempo.

 

Prince Henry Cliff Walk – Fácil

Si comienzas en Scenic World, esta caminata de 7 km te llevará entre 3 y 4 horas, dependiendo de la frecuencia con la que te detengas, pero merece la pena. El paseo incluye tres cascadas y más de una docena de miradores sobre el valle de Jamison. También puedes empezar en Echo Point para ahorrar tiempo y energía.

 

Grand Canyon Track: Un sendero de 6 km que te lleva por las zonas más impresionantes del parque. La caminata es un poco complicada y dura 2,5 horas, pero merece la pena.

 

Six Foot Track: Esta caminata de 44 km es un reto que requiere tres días para completarla. Pero si lo que buscas es salir de la rutina y pasar unas cuantas noches bajo las estrellas, ¡esta es tu excursión!

 

 

 

Dónde dormir en las Blue Mountains

 

Nosotros solemos utilizar esta página web para reservar con antelación el alojamiento donde dormir en las Blue Mountains, ya que suelen tener las tarifas más bajas y más rentables. Nos gusta porque casi siempre es gratis cancelar y cambiar las fechas.

Las Blue Mountains cuentan con dos pueblos pequeños pero muy turísticos, pero encontrarás todo tipo de alojamiento, desde el básico hotel estilo mochilero hasta resorts de lujo.

 

 

 

Actividades que hacer en las Blue Mountains

 

A continuación, te dejamos una serie de actividades que hacer en las Blue Mountains, para que puedas disfrutar tu visita al máximo:

 

 

 

Consejos para visitar las Blue Mountains – Nota final

 

  • Si puedes te recomendamos que pases al menos dos días para que puedes recorrer todo lo que visitar en las Blue Mountains con la calma, aunque en un día te da tiempo para ver las atracciones principales
  • Si vienes en verano no olvides llevar mucha agua contigo, crema solar y un gorro, ¡lo agradecerás!
  • Te recomendamos que lleves calzado cómodo y hagas algunas de las caminatas que te llevan por el interior del valle, es un lugar naturalmente único

 

8/10

Qué ver en las Blue Mountains

 

Esperamos que te haya gustado esta guía donde explicamos todo lo que hacer y que ver en las Blue Mountains de Australia, un saludo y hasta la próxima 😊

 

 

Mapa con todos los lugares que ver en las Blue Mountains:

 

También te puede interesar…

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This