Guía para visitar la Calzada de los Gigantes

 

La Calzada del Gigante está impregnada de mitos y leyendas. El escenario es un espectacular y dinámico paisaje costero de olas del Atlántico, acantilados escarpados, una fascinante antigüedad geográfica, bahías aisladas y magníficas vistas. Forma un promontorio dentado de columnas pulcramente abarrotadas que apuntan hacia Escocia. Los visitantes pueden caminar a lo largo de las columnas de basalto que están al borde del mar, a poco más de 1 km de la entrada del sitio.

El aspecto único de la calzada se formó por la actividad volcánica hace 60 millones de años. Fue la filtración de lava basáltica a través de los lechos de tiza y el posterior enfriamiento lo que formó estos pilares,

O podrías elegir creer la historia más interesante de que la calzada fue construida por el gigante irlandés Finn MacCool. Cuando fue desafiado por el gigante escocés Benandonner, Finn construyó la calzada como un puente para unir Irlanda y Escocia. Después de que Finn burló a Benandonner, Benandonner huyó a Escocia, destruyendo la calzada para que Finn no pudiera seguirlo. Hay más columnas de roca basáltica en Escocia para apoyar esta leyenda.

Ahora, la Calzada del Gigante es un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una reserva natural. En este artículo te contamos todo lo que hacer y que ver en la Calzada de los Gigantes de Irlanda, esperamos que te guste 😊

 

Ubicación y mapa de la Calzada de los Gigantes

 

La Calzada de los Gigantes, en inglés Giant’s Causeway, es un promontorio de columnas de basalto ubicadas a lo largo de 6 km de la costa norte de Irlanda del Norte. Se encuentra en el borde de la meseta de Antrim entre Causeway Head y Benbane Head, a unos 40 km al noreste de Londonderry. Hay aproximadamente 40.000 de estos pilares de piedra, cada uno de ellos con de cinco a siete lados irregulares, que sobresalen de las caras del acantilado como si fueran escalones que se arrastran hacia el mar.

 

 

 

Cuándo ir a la Calzada de los Gigantes

 

Este lugar se puede visitar en cualquier momento del año, pero hay momentos mejores que otros. Lo ideal es visitar la calzada fuera de temporada alta, que es en verano (de junio a septiembre). Durante estos meses hay muchísimo turismo y se suele abarrotar de gente, sobre todo los fines de semana. Lo bueno es que suele hacer buen clima, lo que es ideal para hacer una excursión. Lo malo es que los alojamientos cercanos suelen subir los precios.

Otra posibilidad es ir en invierno, pero tienes que tener en cuenta que suele hacer muchísimo frío y viento y, siendo una atracción costera, es muy probable que te acabes mojando y pasando mucho frío. Lo ideal es visitar este lugar en primavera y otoño (marzo – mayo y septiembre – noviembre) ya que no hay tantos turistas ni hace tantísimo frío.

Los días que hay más gente en la calzada son los fines de semana y los días festivos, te recomendamos (si es posible) intentar no venir a la calzada uno de estos días.

Te recomendamos este artículo sobre la mejor época para viajar a Irlanda.

 

que ver en la calzada de los gigantes

Calzada de los Gigantes

 

 

 

Cómo ir a la Calzada de los Gigantes

 

Existen muchas opciones diferentes para ir a la Calzada de los Gigantes desde Belfast o desde Dublín, que son las dos principales ciudades desde donde se suele visitar. Puedes alquilar un coche y conducir por tu cuenta, coger el tren, viajar en transporte privado o elegir un tour guiado en autobús.

 

 

En coche

 

La Calzada del Gigante y el Centro de Visitantes se encuentra en la carretera de la Calzada B147. Está a 2 millas del pueblo de Bushmills, 11 millas de Coleraine y 13 millas de Ballycastle. Hay 3 estacionamientos, así que, aunque es una atracción popular, siempre hay estacionamiento disponible si estás planeando alquilar un coche.

La tarifa de estacionamiento es razonablemente cara, y es por persona, no por vehículo. Es más fácil si puedes encontrar otro lugar para aparcar y entrar gratis… aunque es un paseo bastante largo hasta el aparcamiento más cercano, así que puede que no merezca la pena si no tienes mucho tiempo.

Se tarda aproximadamente una hora y cuarto para llegar a la Calzada de los Gigantes desde Belfast y unas tres horas desde Dublín. Recomendamos usar GPS o aplicaciones como Google Maps para llegar si no conoces bien las carreteras. Recuerda que en Irlanda conducen por la izquierda 😊

 

Cómo ir a la Calzada de los Gigantes desde Dublín

 

 

En tren

 

Los servicios regulares de trenes operan desde Belfast o Londonderry a Coleraine, y luego cambian a la conexión de autobús Ulsterbus Service 172. Los visitantes que viajan de esta manera reciben un “descuento verde” en la entrada del Centro de Visitantes.

En esta página encontrarás información sobre horarios y precios.

 

 

En autobús

 

Hay servicios de autobuses públicos disponibles desde Belfast (algunos de temporada) como el Ulsterbus Service 172; Goldline Service 221; Causeway Rambler Service 402; Open Top Causeway Coast Service 177; Antrim Coaster Service 252.

El autobús 221 sale una vez al día sale a las 09:30 am y regresa una vez al día a las 02:00pm, aunque sólo disponible entre mayo y septiembre

 

 

Tours a la Calzada de los Gigantes

 

Esta es la manera más sencilla de visitar este lugar, con un tour no tienes que preocuparte por nada, te llevan hasta la puerta y suelen hacer paradas para visitar lugares cercanos de interés. Otra cosa positiva de los tours es que suelen incluir comida o parada en algún restaurante para comer y un guía turístico que explica cosas no solo de la propia Calzada del Gigante, sino curiosidades sobre Irlanda y los irlandeses.

Hay muchísimos tours cada día desde las principales ciudades del país, y suelen costar más o menos lo mismo. Desde Dublin te recomendamos este tour, incluye parada para conocer Belfast y lugares de interés cercanos como el castillo de Dunluce por solo 65 euros, es una muy buena oferta.

Desde Belfast te recomendamos este otro tour que incluye paradas en los principales escenarios de Juego de Tronos en Irlanda del norte.

 

Visitar la Calzada de los Gigantes

Visitar la Calzada de los Gigantes es una experiencia única

 

 

 

Horario

 

El horario de apertura varía según la temporada que sea:

 

Abril, mayo

9 am – 6 pm

De junio a septiembre

9 am – 7 pm

Octubre

9 am – 6 pm

Noviembre y diciembre

9 am – 4 pm

Del 24 al 26 de diciembre

Cerrado

 

Estos horarios pueden variar un poco con el paso del tiempo, aunque si aparcas lejos y no quieres acceder al centro de información, puedes acceder en cualquier momento y de forma gratuita (lo que tienes que buscar el camino por tu cuenta).  Lo más recomendable es visitar el lugar entre las 9.00 y las 11.00 a.m. o esperar hasta después de las 4.00 p.m, ya que son los momentos en los que hay menos aglomeración de turistas. Aparcar, acceder al centro de visitantes, las visitas guiadas, el autobús de enlace a las Piedras, el paseo hasta las Piedras, todo esto es mucho más fácil fuera de las horas punta. Incluso en los días más concurridos en la Calzada de los Gigantes, si se planifica bien la visita, se puede esquivar fácilmente a las multitudes.

 

la calzada de los gigantes tierra de leyendas

Suele hacer bastante frío en este lugar

 

 

 

Precio entrada Calzada de los Gigantes

 

Los precios de las entradas para el centro de visitantes son de 13,50 libras esterlinas para los adultos, 6,75 libras esterlinas para los niños y 33,75 libras esterlinas para la familia. La entrada incluye una audioguía y acceso a la cafetería y la tienda de regalos. Si compras tus entradas por Internet, puedes ahorrar entre 1 y 2 libras por persona.

Echa un ojo a la página web de la Calzada del Gigante para más información sobre los horarios de apertura y los precios de las entradas, puede que hayan variado un poco con el paso del tiempo. 

Si no aparcas en el parking principal de la Calzada de los Gigantes, y no quieres usar el centro de visitantes, es gratis. Pero si quieres aparcar en el parking principal tienes que pagar por la entrada del centro de visitantes. Lo sé, parece un poco raro y he encontrado a mucha gente enfadada quejándose de ello en TripAdvisor porque la página web es ambigua sobre esto también.

¿Y si no viajaras en coche, pero necesitas usar el baño? Tienes que pagar para entrar en el centro de visitantes. ¿Quieres comer en el café? Tienes que pagar para entrar.

 

calzada de los gigantes

Las olas del mar chocan contra la calzada creando una imagen maravillosa

 

 

 

Leyenda de la Calzada de los Gigantes

 

Ha llegado el momento que descubras que hay dos historias detrás de la Calzada del Gigante. Una que es más probable y aburrida, y otra que es menos probable y menos aburrida. A mi personalmente me gusta mucho más pensar en la leyenda que existe sobre este lugar, que es la que te explica la audioguía cuando visitas la Calzada de los Gigantes 😊

La historia dice que el gigante local Fionn mac Cumhaill (Finn MacCool) fue desafiado a una pelea por el gigante escocés Benandonner. Fionn construyó la calzada tirando rocas gigantes a través del canal para que los dos pudieran encontrarse y así poder enfrentarse en una épica y espeluznante batalla.

Hay algunos finales diferentes: el primero es que Fionn vence a Benandonner; el segundo es que Fionn se esconde de Benandonner cuando se da cuenta de que el gigante escocés es mucho más grande que él. En el tercero, la esposa de Fionn, Oonagh, disfraza a Fionn como su bebé. Así que, cuando Benandonner cruza el camino, creado por Fionn lanzando rocas gigantescas, ve el tamaño del “bebé”, sólo imaginando lo grande que es su padre, corre de vuelta a Escocia destruyendo la calzada detrás de él.

Hay formaciones rocosas similares en la isla escocesa de Staffa en la Cueva de Fingal, ¡así que es suficiente evidencia para demostrar la tercera versión!

 

 

Recreación en vídeo de esta fantástica leyenda:

 

 

 

La historia real

 

Formada hace 50-60 millones de años, durante el período paleógeno, la Calzada del Gigante fue el resultado de sucesivos flujos de lava que se acercaban a la costa y se enfriaban cuando entraban en contacto con el mar. Capas de basalto formaron columnas, y la presión entre estas columnas las esculpió en formas poligonales que varían de 38 a 51 cms de diámetro y miden hasta 25 metros de altura. Están dispuestas a lo largo de acantilados que tienen una elevación media de unos 100 metros.

Documentado por primera vez en 1693, la formación ha sido estudiada intensamente por los geólogos. La Calzada del Gigante y sus alrededores costeros fueron legados al National Trust (una organización británica que promueve la preservación de las maravillas naturales y arquitectónicas) en 1961. Posteriormente, el sitio se amplió a unas 80 hectáreas; fue designado patrimonio mundial de la UNESCO en 1986. Está protegido no sólo por su belleza sino también porque sus acantilados, costas, pantanos y pastizales son el hogar de unas 50 especies de aves, así como de más de 200 especies de plantas. Los humanos se establecieron alrededor de la Calzada del Gigante en el siglo XIX, pero el sitio está ahora deshabitado. Sin embargo, atrae a unos 300.000 turistas al año.

Lo que podemos confirmar es que las formaciones geológicas en la Calzada del Gigante son raras y se ven únicas y hermosas, ¡y por eso es una atracción turística tan popular!

 

La Calzada del Gigante Irlanda

la calzada de los gigantes tierra de leyendas

Calzada de los Gigantes tierra de leyendas

 

 

 

Qué ver en la Calzada de los Gigantes

 

La Calzada de los Gigantes se recorre a pie, por un camino marcado, normalmente acompañado de un audio guía que va explicando la historia y curiosidades del lugar. Te diríamos que son necesarias mínimo unas dos horas para recorrer bien la Calzada por completo.

En el centro principal hay exhibiciones interactivas para todas las edades, pero especialmente para los niños que quieren aprender más sobre las leyendas, la historia y la geología que hay detrás del sitio. También hay audioguías gratuitas disponibles para los visitantes, tanto si decides bajar a pie a la Calzada como si tomas el autobús. Así es, son unos 15-20 minutos a pie hasta la Calzada de los Gigantes desde el mismo Centro de Visitantes, pero no es una caminata difícil y el paisaje a lo largo del camino es una gran parte de la experiencia. Nosotros caminamos la ida y pagamos una libra por el tranvía de vuelta, una elección popular basada en lo ocupados que estaban los autobuses. ¿Pero qué es lo que todo el mundo está ahí para ver?

Está la Gran Calzada, que es el mayor de los tres afloramientos rocosos que componen la Calzada del Gigante, y la Bota del Gigante, a la que se puede llegar tomando un pequeño camino que conduce hacia el mar.

 

calzada de los gigantes irlanda

Calzada de los Gigantes

 

Asegúrate de no perderte la Silla de los Deseos; un trono natural formado por un conjunto de columnas perfectamente dispuestas. Se han sentado en ella tan a menudo, que las piedras de basalto ahora son brillantes, lisas y muy cómodas.

Este lugar es más que nada una zona natural única y muy especial, puedes caminar sobre escalones naturales que parecen estar colocados ahí a propósito, es muy divertido recorrer este lugar imaginando como se formó y oyendo la famosa leyendo de los gigantes. Además, las vistas son espectaculares, visitar la Calzada de los Gigantes de Irlanda del norte es algo totalmente recomendable.

La forma más gratificante y aventurera de visitar la Calzada de los Gigantes es ir a pie a lo largo de la Costa de la Calzada, en total, una ruta de 52 km de largo a lo largo de la costa de Irlanda del Norte. Siguiendo la costa, te toparás con castillos en ruinas, altísimos montones de mar, hermosas vistas del océano, pintorescos puertos, playas de postal y aves marinas que anidan. Eso sí, esta es una excursión larga y exigente, solo te la recomendamos si te sobra tiempo y estas en buena forma física.

 

calzada de los gigantes irlanda

La calzada visto desde arriba

 

 

 

Dónde alojarse

 

La hermosa ciudad costera de Portrush está a sólo 20 minutos en coche. Hay muchas opciones de alojamiento y restaurantes, haciendo de Portrush una gran base para explorar la zona. La ciudad es bonita y pequeña, no hay mucho que ver, se recorre en medio día.

Otra opción es alojarte en Belfast, la capital de Irlanda del norte, y de ahí hacer una excursión hasta la calzada. Belfast es una ciudad con muchísima historia, sobre todo es el escenario principal donde se produjo las famosas disputas entre Irlanda y Reino Unido. Recuerda que Irlanda del Norte es un país diferente a la República de Irlanda, forma parte de Gran Bretaña, por lo que usan la libra esterlina. A nosotros personalmente no nos gustó mucho Belfast, nos pareció una ciudad bastante fea y sin mucho que ver, lo ideal es pasar uno o dos días para conocer mejor la historia de la separación de Irlanda de Irlanda del Norte y todo el conflicto de la IRA.

 

 

 

Qué ver en los alrededores

 

Hay otros lugares populares a poca distancia de la Calzada del Gigante, te recomendamos que aproveches el viaje y los visites, son sitios realmente pintorescos y muy conocidos. Si madrugas y cuentas con un vehículo te dará tiempo a visitar muchos de estos sitios, estos son el Castillo de Dunluce, la destilería de Bushmill, Dark Hedges y el puente Carrick-a-Rede Rope. Algunos de estos lugares fueron el escenario de rodaje de algunas escenas de Game of Thrones en Irlanda del Norte, por ello este país ha aumentado muchísimo sus turistas los últimos años.

 

 

Puente Carrick-a-Rede

 

El puente de cuerda Carrick-a-Rede es un puente colgante de cuerda cerca de, Ballintoy, County Antrim, Irlanda del Norte. El puente une el continente con la pequeña isla de Carrick. El sitio pertenece y es mantenido por el National Trust, se extiende a lo largo de veinte metros y está a treinta metros por encima de las rocas de abajo. En la actualidad, el puente es principalmente una atracción turística y recibe cientos de miles de turistas al año. El puente se desmonta todos los años a finales de octubre o principios de noviembre, dependiendo de las condiciones meteorológicas, y se coloca en marzo.

Carrick-a-rede significa ‘roca en el camino’. Se cree que los pescadores de salmón han estado construyendo puentes a la isla durante más de 350 años. En la década de 1970 sólo tenía un único pasamanos y grandes espacios entre las tablillas. Una versión más moderna del puente, probada hasta con diez toneladas, se construyó con la ayuda de escaladores locales en el año 2000. El diseño anterior fue diseñado en 2004 y ofrece a los visitantes y pescadores por igual un paso mucho más seguro a la isla. El actual puente de cuerda de alambre y abeto Douglas fue fabricado por Heyn Construction en Belfast y erigido a principios de 2008 con un costo de más de 16.000 libras esterlinas. Aunque nadie se ha caído del puente, ha habido muchos casos en los que los visitantes, incapaces de afrontar el camino de vuelta a través del puente, han tenido que ser sacados de la isla en barco. La verdad que cruzarlo es una experiencia única, aunque puede llegar a dar un poco de miedo.

 

calzada de los gigantes belfast

Puente Carrick-a-Rede Rope

 

 

Castillo de Dunluce

 

El castillo de Dunluce se encuentra entre el pueblo de Portballintrae y la ciudad de Portrush, en el condado de Antrim, en Irlanda del Norte. Sin duda, es una de las paradas obligatorias que hacer si visitas esta parte del país. El castillo de Dunluce se encuentra en un promontorio que es prácticamente una isla, conectada al continente sólo por un puente de piedra, antiguamente de madera. Debajo de la roca del castillo hay una cueva que atraviesa desde el mar hasta el lado de tierra firme. Es un lugar muy hermoso y formidable, merece mucho la pena visitarlo, las vistas desde este lugar son sencillamente espectaculares.

Antes de que se construyera el castillo, este acantilado estaba ocupado por un fuerte de piedra. El castillo de Dunluce fue construido alrededor de 1300 por Richard de Burgh, el Conde Rojo de Ulster. Las únicas partes de ese castillo que sobrevivieron son una sección de la muralla que da al continente y 2 de las torres redondas.

El resto de las ruinas que vemos hoy en día son de una gran casa solariega fortificada construida a finales del 1500 por los MacDonnell’s quienes fueron dueños del castillo desde principios de ese siglo.

 

 

Destilería de Bushmill

 

Situada cerca de la Calzada de los Gigantes en el condado de Antrim, Bushmills es una de las destilerías más históricas e interesantes de Irlanda. Aunque la zona recibió una licencia para destilar en 1608, la destilería en sí puede remontarse a alrededor de 1784, cuando se creó una empresa pequeña y bastante insignificante. Esta fue una empresa al azar con muchos años de cierre y cambios de propiedad. En la actualidad atrae a miles de turistas al año y es un lugar curioso y pintoresco que permite conocer mejor la cultura del norte de la isla.

 

 

Dark Hedges

 

Una de las atracciones más populares en Irlanda del Norte es el Dark Hedges, una hermosa hilera de árboles muy particular y tenebrosa. Plantadas en el siglo XVIII por la familia Stuart, las filas opuestas de hayas estaban destinadas a crear un impresionante y pintoresco camino que conducía a su finca, Gracehill House. Sin embargo, a medida que los árboles maduraban, empezaron a doblar el camino y sus ramas superiores se entremezclaron creando un sombrío túnel arbóreo.

Los troncos doblados y las ramas nudosas dan a la carretera un aura sobrenatural, que ha llevado a la vía pública irlandesa un número de papeles de fondo en películas y programas de televisión como Juego de Tronos. Los Dark Hedges han desarrollado incluso su propia historia de fantasmas con una “Dama Gris” que flota detrás de las filas, y desaparece justo cuando termina el camino.     

Los aficionados al Juego de Tronos pueden reconocerla como el Camino del Rey en Poniente. Si eres fan de la serie, te gustará caminar por el camino del rey que llevó a Ned Stark a su muerte y a Arya Stark lejos de Desembarco del Rey. Este es probablemente uno de los puntos de referencia más fotografiados en el mapa del Juego de Tronos y un camino escondido en el camino a Bushmills.

 

Camino Dark Hedges

Camino Dark Hedges

 

 

 

Tours a la Calzada de los Gigantes

 

Te dejamos aquí una lista con las mejores ofertas en tours para visitar la Calzada de los Gigantes en Irlanda del norte, por si te interesa.

 

 

 

Consejos para visitar la Calzada de los Gigantes – Nota final

 

  • Trae ropa de abrigo y calzado cómodo, suele hacer mucho frío y viento en este lugar, además, en muchas ocasiones tendrás que caminar sobre las rocas y puedes ser muy resbaladizas, así que ten cuidado ya que suelen haber muchísimos accidentes y caídas al día, este es uno de los mejores consejos para visitar la Calzada de los Gigantes
  • Creemos que es mejor si duermes cerca del lugar para aprovechar el día y visitar la Calzada temprano, ya que a mediodía se suele llenar de turistas
  • Si puedes aprovecha y visitar los lugares cercanos mencionados más arriba, son sitios espectacularmente bellos y se encuentran a poca distancia de la Calzada de los Gigantes
  • Si no quieres pagar entrada, simplemente aparca un poco más lejos y acércate andando
  • En el centro de información se reparten mapas que muestran las diversas opciones de senderos en la zona. Hay dos caminos principales para llegar a la Calzada del Gigante. La primera opción es el Camino Azul, que te lleva directamente por un camino pavimentado y una acera. La segunda opción es el Camino Rojo que te lleva a lo largo de las cimas de los acantilados y pasa por la Calzada de los Gigantes y luego te lleva por un conjunto de 162 pasos, un largo y sinuoso camino y finalmente a las rocas. En mi opinión, sugiero encarecidamente que tomes primero el sendero rojo no sólo por las magníficas vistas desde arriba, sino también para que puedas bajar los grandes escalones empinados en lugar de subirlos más tarde si decides tomar el sendero rojo de vuelta. Tomar el camino rojo primero y luego el azul de vuelta también te da una bonita ruta circular para seguir. Si no eres un gran excursionista, está lloviendo o no tienes mucho tiempo, te recomiendo que tomes el autobús. Por una libra, el transbordador es la forma más rápida de ver la Calzada de los Gigantes. El autobús sale con frecuencia del aparcamiento del centro de visitantes por el corto túnel de la parte trasera del edificio
  • La comida del restaurante-bar del centro de visitantes no es gran cosa y tampoco es barata, pero te puede salvar si no traes picnic o bocadillos. Eso sí, para acceder al bar y a los baños tienes que pagar la entrada. Mucha gente recomienda este restaurante, a unos 5 kms de la calzada, suele ser una parada habitual de almuerzo al visitar la Calzada del Gigante de Irlanda del norte

 

9/10

Qué visitar en la Calzada de los Gigantes

 

Esperamos que te haya gustado este post sobre que hacer y que ver en la Calzada de los Gigantes de Irlanda del norte, un saludo y hasta la próxima😊

 

 

También te puede interesar…

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Pin It on Pinterest